Enfermedades de las Aves
Vuelta

Las diarreas

Cuando las gallinas pupusean chirre puede ser por paratifoidea, peste aviar, marek o enfermedad del hígado, coccidiosis, cabeza negra, gusanos en el buche, por solitarias o tenias, cresta azul, y en los chompipes ataca la erisipela.

Problemas respiratorios

Los problemas de respiración pueden deberse por el New Castle o murriña, también por bronquitis, la coriza, la laringitis o por falta de vitamina A.

Otras partes del cuerpo

Entre las enfermedades con señales claras están la viruela, el complejo de leucosis y el raquitismo. Cuando se le sale la huevera, padece de temblores, de úlceras en las patas o el buche caído. “No quiero ser aguafiestas pero hay enfermedades que no tienen curas y su único combate es la prevención con vacunas, higiene, darles agua limpia y una alimentación balanceada....”, asegura la doctora Luz Adilia Luna y agrega:

“Por ejemplo el marek, conocido como parálisis de las gallinas, es una de ellas. Cuando ataca la gallina cae con las patas abiertas. También se le llama enfermedad del hígado grande. La señal es una diarrea de color verde y ataca a las gallinas mayores de cuatro meses. Las aves casi no ponen huevos y no hay en dónde perderse, porque los huevos son deformes o mal formados y de conchas muy delgadas. No se conocen remedios ni curas para esta peste.

Igual pasa con el complejo de leucosis que enferma varias parte del cuerpo del ave. Cuando ataca el cerebro quedan paralíticas de las alas y las patas. También afecta a los ojos, que se ponen grises, por eso le llaman ojo perlado. En otros casos afectan los huesos de las patas. Este trastorno alarga una pata, que además se engruesa y se pone más amarilla. Entonces cojean y caminan muy raro. Tampoco se le conoce cura...”. La mejor defensa en la crianza de las gallinas, patos, gansos y chompipes es la prevención y la higiene para evitar la aparición de microbios, virus, y enfermedades que no tienen cura.

Vuelta